Laraan. Un juego valiente que no te dejara indiferente

Pues hoy, queremos hacer nuestra pequeña rewiew de un juego del que, si tuviera que decir algo seria que es un juego valiente es su concepto, pero que personalmente me ha dejado sensaciones encontradas.

Y es que si algo tienen estos juegos independientes es que tienden a innovar mas cuando crean un videojuego, ya que están mas al margen de todo el marketing, publicidad y aspectos comerciales en los que se mueven las grandes compañías, por lo que podemos encontrar grandes juegos, a precios muy buenos.

Y con esa premisa nos encontramos Laraan. Videojuego que está disponible a un precio muy competitivo tanto para Nintendo SWitch como para Steam, y que es uno de esos juegos que desde su lanzamiento llaman mucho la atención. Este juego nos llega desde una desarrolladora con sede en Valencia, Flynns Arcade. Un proyecto más ambicioso que sus primeros trabajos y del que podemos decir, con seguridad que no te dejará indiferente.

Laraan es uno de esos juegos que llaman mucho la atención desde el inicio. Con una apuesta visual muy atractiva e interesante, basada en un estilo gráfico low poly, una técnica que consigue acabados realmente atractivos a pesar de su aparente simpleza, y que conseguirá sorprendernos mientras caminamos por devastados y vacíos escenarios.

Una Historia sobre la Humanidad

La historia de Laraan se sitúa en mundo desolado, donde Dios se ha cansado de las miserias, violencia y destrucción en la que se ha convertido la raza humana. No soporta ver en que nos hemos convertido y decide poner fin a la humanidad. Pero concede una oportunidad en la figura de Zoah, el que será nuestro personaje y de quien dependa la salvación de la humanidad. Zoah deberá encontrar las ocho monedas que se encuentran en la tierra de Havilah. Un lugar desértico y desolado el cual deberemos recorrer e inspeccionar.

Claramente inspirado en el diluvio universal, en este juego podemos encontrar multitud de referencias a este pasaje bíblico, como el nombre del protagonista (Zoah – Noah) o el nombre del lugar donde transcurre la historia, Havilah que en la biblia hace referencia a un lugar repleto de oro.  El juego nos sitúa en un contexto apocalíptico, con una pequeña introducción, expuesta en 14 textos a modo de versículos en inglés (único idioma disponible).

La principal mecánica del juego es la de exploración alternando con niveles de plataformas o puzles. En cada nivel encontraremos elementos diferentes.

Durante toda nuestra aventura, encontraremos fases en una especie de moto cósmica, niveles con rompecabezas, monstruos finales y más elementos. Cada escenario nos propondrá un reto diferente en el que tendremos que resolver si queremos seguir adelante en nuestra aventura.

La estética y la música, lo mejor de este juego

Sin duda, hay dos aspectos destacados de este juego y por lo que son los que más me han gustado y que lo hacen diferente. El primero es su aspecto gráfico, con ese estilo low poly y una estética muy minimalista, con escenarios y texturas con poco detalle. Nos moveremos por escenarios que a primera vista parecerán gigantescos pero los cuales no nos será difícil recorrer y encontrar el “camino correcto”. Se nota, pese al minimalismo de los escenarios, el gran trabajo grafico que hay detrás.

Nos moveremos tanto por escenarios muy iluminados, como si estuviéramos en el desierto más remoto e inhabitado del planeta, como por cuevas, abismos y zonas oscuras y deprimentes.

En todos los escenarios por los que nos movemos, encontraremos pistas y detalles que, darán más sentido a la historia. El entorno está lleno de una especie de jeroglíficos que nos recuerda el por qué ha llegado el ser humano una situación así y que justifica el castigo a que está siendo sometido.

El otro punto por el que destaca de este juego, y personalmente lo que mas me ha gustado ha sido su música. Una banda sonora compuesta por Víctor Riera, que acompaña la historia de una forma excepcional, y que contribuye a darle al juego esa soledad y vacío que quieren transmitir mientras nos movemos por los distintos entornos del juego. La banda sonora consta de 13 canciones o melodías que encajan perfectamente en la experiencia del juego. Se hace casi obligatorio jugar con auriculares para poder disfrutar completamente del juego.

Cosas a mejorar

En el debe de este juego, podríamos mencionar varios aspectos, que en mi opinión pueden hacer que desde el principio puedan resultar molestos o que de alguna forma puedan no gustar al jugador.

Aunque es cierto que la mecánica del juego no es para nada complicada, el hecho que el juego este totalmente en inglés y no tengamos la opción de cambiar el idioma, puede ser un problema para entender bien la historia, por lo menos en el mercado español.

También se echan en falta alguna que otra opción o ajustes de juego, como pudiera ser unos ajustes de los controles o ajustes de audio, ya que el volumen de la música y efectos sonoros, que en ocasiones suenan demasiado altos y pueden llegar a ser molestos. Personalmente me hubiera gustado algún tipo de mapa o guía en pantalla. Aunque la falta de este elemento entiendo que es para dar más sensación de estar perdido dentro del desierto de Havilah.

Las físicas del juego se podrían mejorar ya que, sobre todo al principio es un poco complicado controlar a Zoah aunque es cierto que cuando llevas un tiempo jugando esto mejora bastante y hace que la experiencia de juego sea mejor.

No dejes de probar Laraan

En resumen, Laraan es una propuesta valiente. Valiente por el juego en si y valiente por parte de los desarrolladores. Un videojuego diferente, y esto es algo que no siempre es de agradecer. Un juego que desde el principio llama la atención, tanto por sus diseños como por su banda sonora, sin duda sus aspectos mas destacados, aunque con aspectos que mejorar, creo que es un juego que vale la pena probar sobre todo si le das valor al aspecto artístico y de diseño.